Alimentacion Adecuada En Vacaciones

Durante la mayor parte del año vives pensando cuando llegaran las vacaciones, es un deseo de masas, debido al arduo trabajo que realizamos constantemente. Pero con la llegada de las vacaciones también empieza el desorden, ya que solemos levantarnos y acostarnos más tarde, alterando muchas veces nuestra rutina daría. En algunos casos hasta nos olvidamos de realizar ejercicios y mellamos nuestra alimentación, en pocas palabras le abrimos la puerta a la vida sedentaria.

Resulta incomprensible que en muchos de los casos se tenga un régimen de alimentos y ejercicios tan importantes para que después sean tirados al tacho por la alteración de la rutina diaria debido a las vacaciones. O lo peor de todo esperar vacacionar para adoptar estos malos hábitos, cuando en realidad el estar bien y sentirse bien pasa por ser constantes, indiferente de la época del año en la que nos encontremos.

Además no es bueno echarle la culpa a las vacaciones por destruir tu ‘dieta’ habitual, tampoco pasa por el hecho de salir a comer y a cenar fuera de casa, ya que los excesos solo dependen de nosotros. Por esto es imprescindible tener en cuenta que estar bien no solo se debe de dar por temporadas sino a lo largo de todo el año esto implica los 365 días calendario. A continuación te ofrecemos unos consejos prácticos que te ayudaran a mantener tus hábitos alimenticios ordenados durante todo el año, pero sobretodo en esta época de vacaciones donde más nos descuidamos.

  • Mantente hidratado a diario y prefiere el consumo de verduras y frutas.
  • Consume alimentos ricos en antioxidantes, ya que mantendrán tu piel lozana y contribuirán en tu apariencia.
  • Disminuye o descarta el consumo de harinas refinadas y azucares. Procura no consumir pan y endulza tus bebidas con edulcorantes naturales como la estevia o la miel.
  • Balancea tus desayunos, agrégale fibra como tostadas integrales, una pieza de fruta y algún lácteo. Evita las grasas y los sándwiches.
  • No recalientes más de una vez la comida preparada, ni ingieras alimentos que hayan perdido la cadena de frío, ya que podrían derivar en una infección estomacal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *