Alimentacion Celulitis

La celulitis es una preocupación para la mayoría de las mujeres en el mundo. Las estadísticas concluyen que 9 de cada 10 mujeres la sufren (cerca del 90%) y tan solo el 10% de hombres la padecen. Si eres una de ellas y quieres saber cómo enfrentarla, aquí te dejamos algunas alternativas para contrarrestar la celulitis en base a una alimentación adecuada:

Vitamina C

Es determinante para eliminar la celulitis. La vitamina C la puedes encontrar en frutas y verduras como naranja, toronja, limón, lima, fresa, papaya, kiwi, pimiento, guayaba, col, melón, brócoli, coliflor, entre otras.

Proteínas

También juegan un rol fundamental para combatirla. Los huevos y las carnes blancas influyen mucho en la reducción de la celulitis. Entre las carnes blancas que puedes consumir están la del pollo, pavo, pato, el ganso o el avestruz.

Hierro

También ayuda mucho y lo encuentras en lentejas, soya, maíz, espinaca, almendra, avellanas, perejil, queso suizo, carne de cordero, ostras, entre otros.

Cafeína

Los alimentos con generoso contenido de cafeína también son necesarios para el adecuado proceso de las grasas y el mejoramiento de los músculos. El té verde y el guaraná sobresalen entre los alimentos que cumplen una función anticelulítica.

Frutas rojas

La cereza, la ciruela, la sandía, la mora, la frambuesa y la fresa son frutas precisas que ayudan en gran medida en una dieta que busca la eliminación de la celulitis. Come regularmente estas frutas y con el tiempo, más la ingesta de los otros alimentos que hemos detallado en esta nota, notarás la reducción de esa piel naranja que tanto te aqueja.

Potasio

No sólo los plátanos te ayudarán en tu lucha contra la celulitis. El potasio también lo encuentras principalmente en la acelga, la chirimoya, el repollo y la espinaca.

Agua

Sabemos los diversos beneficios del agua en nuestro cuerpo y para la vida de los animales y plantas en general. Uno de esos beneficios es que, junto con diferentes rutinas físicas, ayuda a quemar grasas, tonifica tu piel y limpia tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *