Niño Estreñido

El estreñimiento es un problema por el cual atraviesan muchos niños, y si bien en muchos de sus casos se debe a la presencia de alguna enfermedad, también se puede producir por una mala alimentación en la cual no existe la presencia de alimentos ricos en fibra o debido un escaso consumo de agua.

Se han visto casos en el que los niños que padecen de estreñimiento sufran de fisuras anales. Por eso y para evitar muchas otras cosas a causa del estreñimiento, es que, En Femenina te brinda algunos consejos que te puede ayudar a mejorar la circulación digestiva de tu niño y así evitar que se estriña.

Mejora su dieta

Lo primero que debes de hacer es acostumbrar a tu hijo a que consuma agua, y promueve el consumo de vegetales y frutas como parte de su dieta. Procura purgarlos con frecuencia así mantendrás limpio de toxinas su organismo, se aconseja una purga cada 4 meses. No te olvides que el consumo de fibra es fundamental, lo puedes encontrar en la avena, el trigo, los cereales.

Dale laxantes naturales

Recuerda que mantener limpio el sistema digestivo es básico, lo puedes hacer a través de pequeñas dosis de laxantes naturales como ciruelas, pasas y fibra vegetal no digerible.

Alimentos recomendados

Puedes integrar en la dieta de tu hijo alimentos ricos en fibra como el salvado de trigo, soja, pan integral, germen de trigo, yogur y abundantes ensaladas.

Alimentos no recomendados

Dentro de los alimentos que debes evitar están las frituras, los productos refinados, el pan blanco, papa y pastas a menos que estén elaborados con harina de trigo integral.

Haz que tu hijo se ocupe a diario

Enséñale a tu hijo a que haga sus deposiciones diariamente, si le cuesta mucho pues afiánzate de los laxantes naturales antes mencionados. No olvides consultar con tu pediatra antes de administrarle cualquier cosa que le resulte dañino.

Por ultimo te aconsejamos inculcar a tus hijos hábitos alimenticios balanceados, que le permitan mantener un sistema digestivo saludable y así no sufra de estreñimiento. Recuerda que ante cualquier inconveniente puedes llamar a tu pediatra y consultarle qué puedes hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *