Automasaje

Ya sabemos que para combatir la celulitis debemos cuidar nuestra alimentación y realizar ejercicios, pero existe una forma de hacerle frente al problema de la celulitis y es con los automasajes.

Este tejido adiposo que se acumula en cualquier zona del cuerpo, haciendo que la piel presente ondulaciones. La celulitis se puede prevenir con una alimentación equilibrada, con una adecuada hidratación y consumiendo fibra, para que de esta manera el organismo elimine toxinas y grasas.

Pero en muchos casos se observan mejores resultados si se complementa con un masaje en las zonas afectadas, ayudan a mejorar la circulación sanguínea, logrando movilizar y diluir esas grasas persistentes.

La ventaja de estos masajes es que los puedes realizar tú misma sin necesidad de acudir a un centro de belleza y gastar dinero, con un poco de constancia, lograras mitigar esa temible piel de naranja. A continuación mencionamos cuales son las técnicas de un masaje anticelulítico:

  • Primero necesitas exfoliar tu piel, con cremas o aceites, de este modo estarás preparando a tu piel de la zona afectada.
  • Al momento de empezar el masaje realiza movimientos en sentido ascendente y combínalos con movimientos circulares, así trabajaras con intensidad las zonas de mayor concentración de grasas.
  • Los movimientos de masajes que realices deben ser pausados, profundos pero sin causar molestia o dolor.
  • Utiliza toda la mano para realizar el masaje, la palma de las manos, los pulgares y nudillos para presionar, son algunas de las técnicas de un buen masaje anticelulítico.

Muy bien ahora que ya conoces cuales son las técnicas te enseñamos como aplicarlo en tus muslos, caderas y abdomen.

1. Comienza por los muslos

No olvides aplicar un aceite o crema hidratante, puedes empezar con las palmas extendidas ascendiendo desde las rodillas y repite el movimiento varias veces. Luego con ambas manos presiona cada cara (interna y externa) de los muslos y con las yemas de los dedos ejerce presión a modo de masaje sin prisas.

Vuelve a realizar el movimiento ascendente pero, esta vez, haciendo movimientos circulares con las puntas de tus dedos, lentamente. Cierra los puños y con tus nudillos asciende desde la rodilla hacia la pelvis. Termina con un alisamiento general con las palmas de tus manos.

2. Turno de las caderas

Masajea esta zona comenzando con la palma de las manos con alisamientos ascendentes, luego con movimientos circulares (en ambos sentidos de las agujas del reloj), luego ejerce presión moderada con los nudillos, finalmente realiza un alisamiento.

3. Finaliza con el abdomen

Realizando movimientos similares que con los muslos y caderas, incide haciendo círculos alrededor de tu ombligo, de derecha a izquierda y viceversa.

Recuerda que también puedes aplicar estos masajes en zonas como glúteos o antebrazos. Te recomendamos realizarlos a diario. No te llevará demasiado tiempo solo 15 a 20 minutos, realízalos de preferencia antes de una ducha, ya verás que con un poco de constancia, verás los resultados en pocas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *