Desintoxicar Higado

¿Qué saber sobre la limpieza del hígado?

Por lo general la limpieza de hígado es utilizada por aquellos que desean bajar de peso o bien que han sufrido algún daño en este órgano. Cuando existe daño en el hígado podemos sufrir de micción inadecuada, obstrucción de la vesícula, heces blandas o estreñimiento, todo por una acumulación de toxinas. Cuando se realiza la limpieza del hígado ayudas a que el órgano siga cumpliendo con su función y cuánto mejor funcione tu metabolismo, mayor será la posibilidad de que adelgaces, inclusive evitaras la obesidad y enfermedades relacionadas.

Existen diferentes formas para limpiar el hígado, la mayoría incluyen aceites, sales, jugos o suplementos naturales. Cuando tu hígado está limpio, estarás más saludable, porque podrás desintoxicar tu cuerpo.

¿Es necesario hacer una limpieza de hígado?

Es necesario, básicamente por el estilo de vida que llevamos, la alimentación desordenada y la falta de ejercicio o deporte. El hígado genera más grasa y luego la almacena en exceso. Es importante hacer una dieta de desintoxicación del hígado de vez en cuando para mejorar tu función hepática y aumentes tus niveles de energía. Lo que implica que podrás tener más voluntad de hacer actividad física, levantarte más temprano, rendir más en el trabajo o la universidad, etc.

En general, te sentirás mucho mejor en varios aspectos, algunos dicen que cambiaron el tipo de piel, dejaron de tener acné por ejemplo, y la mayoría de los que probaron esta limpieza afirman que sirve para adelgazar rapido.

Ahora ¿Cómo limpiar el hígado?

Aquí te mostramos algunas recetas que puedes emplear para eliminar las toxinas del hígado. Es un proceso que se puede realizar hasta tres veces al año.

Zumo de toronja con ajo y jengibre: Necesitas dos toronjas, cuatro limones, dos dientes de ajo, una rodaja de jengibre (kion), 300 ml de agua destilada y dos cucharadas de aceite de oliva. Coloca todos los ingredientes en la licuadora y mezcla bien. Bebe antes de dormir por la noche, realiza este procedimiento durante el fin de semana.

Zumo de naranja, ajo y aceite de oliva: Necesitaras un cuarto de taza de aceite de oliva, un cuarto de taza de zumo de naranja recién exprimido, media cucharada de jengibre rallado y media cucharada de ajo picado. Bate en la licuadora y bebe antes de ir a dormir. Acuéstate del lado derecho. Se debe repetir durante tres noches seguidas.

Además de estas dos recetas antes mencionadas, puedes acondicionar tu cuerpo una semana antes y otra después, y mantenerlo limpio o desintoxicante. Para ello, se aconseja consumir los siguientes alimentos:

Té verde: Posee muchos antioxidantes útiles para asistir al hígado.

Uvas: te aportar azúcares naturales y muchos antioxidantes, activando a su vez la función de limpieza del hígado y la producción de bilis.

Manzanas: cuentan con una gran cantidad de pectinas y componentes químicos que ayudan al organismo a eliminar toxinas del aparato digestivo.

Zanahorias y remolachas: tienen muchos flavonoides y beta caroteno, que estimulan la función hepática.

Hortalizas de hoja verde: son aliadas para limpiar el hígado debido a la clorofila que absorbe las toxinas del torrente sanguíneo y protegen este órgano tan importante.

Aceite de oliva: es útil si se lo emplea en cantidades moderadas.

Berenjenas: cumple la función de tónico digestivo que sirve para activar las funciones de la vesícula.

Escarola y endivia: ambas tienen una sustancia de sabor amargo que sirve para vaciar de forma natural la vesícula.

Aguacate / Palta: protege al hígado de las sobre cargas tóxicas y aumenta el poder de limpieza del tratamiento que elijas.

Recuerda que antes de realizar el tratamiento es bueno que visites a tu médico y que te informes sobre los ingredientes que puedes o no consumir. Recuerda que no sirve para curar enfermedades o complicaciones hepáticas. Y no abuses de la limpieza porque tampoco es bueno para tu salud solo puedes realizarlo como máximo 3 veces al año. Si la quieres repetir, espera un tiempo prudencial para hacerlo. Si bien una limpieza de hígado es un método efectivo para bajar de peso, no debe usarse de manera inadecuada o sólo para tal fin.

Finalmente reduce las porciones que consumes, evita el alcohol, la carne roja, los lácteos y los productos refinados, bebe suficiente agua y realiza una rutina de ejercicio moderada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *