Dialogando Con Tu Pareja

En toda pareja surgen problemas en algún momento de la relación, es normal en cualquier pareja tener una discusión, digamos que es parte del proceso de conocer a una persona, ya que no siempre se van a tener la misma posición respecto a algún tema o circunstancia.

Es bajo estas circunstancia que una pareja solida demuestra que puede afrontar sus problemas, resolviéndolos de la mejor manera pero sobretodo en equipo ósea de a dos. Pero, ¿cómo se logra un dialogo fluido y eficaz con nuestra pareja?

Pues nuevamente hemos de incidir en que la comunicación es el factor más importante dentro de toda relación, es el pilar que te permite dialogar con tu pareja el tema que sea, logrando se desarrolle de la mejor manera. Esto implica saber comunicar y por ende saber decir las cosas.

Debemos entender que decir las cosas sin pensar, pueden tener serias consecuencias más aun cuando el lado emocional se encuentra desequilibrado. Y es que si se dicen mal las cosas, se puede llegar a ofender a la otra persona, generando un mal estar en la relación. Por eso se recomienda ser honesto cuando se habla, diciendo que es lo que nos gusta y lo que no también.

Una estrategia para este tipo de situaciones en la que quieras expresar algo pero te encuentras molesta es respirar y tomarte un tiempo. Una vez calmada recapacita y dile lo que piensas con palabras que no le causen daño, nunca le faltes al respeto.

Al momento de iniciar una conversación con tu pareja, procura no alterarte y no te dediques solo a señalar los errores del otro, si lo haces solo lograras que tu pareja se ponga a la defensiva y se genere un conflicto. Esta actitud solo lograra un distanciamiento.

E ahí la diferencia entre discutir y dialogar, al discutir solo lanzas frases negativas llenas de acusaciones, mientras que un dialogo sano significa expresar los sentimientos de manera ordena y eficaz procurando siempre buscar la solución al problema.

Una de las mejores formas de lograr un dialogo fluido y eficaz es tratando de enfocar los sentimientos mutuamente y no pretender orientar la conversación en el comportamiento de tu pareja. Las relaciones son de dos por ende las conversaciones deben basarse en expresar sentimientos mutuos y no disipados.

Un ejemplo claro es cuando discutes con tu pareja, y logras manejar la situación haciéndole comprender a tu pareja lo mal que te hace sentir esa situación y lo mucho que te afecta. De esta manera permites que tu pareja comprenda tus sentimientos, así evitas que se generen líos innecesarios.

Finalmente no olvides que para llevar una buena conversación y tener una correcta comunicación con tu pareja no necesitas los insultos, además la falta de respeto entre ambos no resuelve nada, al contrario con esos conflictos solo se hiere a la persona que se supone se quiere. Recuerda que sólo se puede cambiar a las personas con amor y cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *