Dieta Baja En Carbohidratos Para Adelgazar Y Controlar La Diabetes

La diabetes combinada a la obesidad, hoy en día suele tener bastante incidencia siendo bastante común, esto se debe al consumo de harina y azúcar que termina siendo una combinación letal para las personas que padecen de diabetes.

Según investigaciones realizadas recientemente, revelan que no existe mejor manera de combatir ambos problemas que con una dieta baja en hidratos de carbono. Esta teoría se venía sosteniendo por muchos especialistas, poniendo en relevancia que una dieta baja en carbohidratos es la primera medida que debería tomar una persona con este padecimiento.

Los especialistas fundamentaron los resultados que se obtuvieron del estudio, donde según este trabajo, una dieta baja en carbohidratos (low- carb) no sólo es la primera medida que se debería adoptar para combatir la diabetes, sino que sería la mejor forma para controlarla, incluso llegando a prescindir de la medicación.

Para el estudio, se usó una dieta low – carb, sin llegar a ser una dieta cetogénica (dieta utilizada en personas con obesidad mórbida) o completamente estricta. Y la conclusión de los investigadores es clarísima aduciendo que no hay nada mejor para reducir los niveles de azúcar en la sangre, te ayudarán a perder peso, verás los resultados de forma inmediata y lo mejor de todo, no tienen ninguna clase de efectos secundarios, lo cual viene de maravilla.

Esta dieta baja en hidratos de carbono para perder peso, siendo de ayuda para adelgazar, reduciendo el aporte de calorías y aumentando el aporte de proteínas, a expensas del bajo aporte de azúcares, así es que el organismo se ve obligado a obtener energía a partir de los depósitos grasos ubicados en el cuerpo.

Una vez iniciada este tipo de dietas están completamente prohibidos los alimentos que contengan cereales, pastas, pizza, patatas, maíz o choclo, galletas, dulces, chucherías, tartas, amasados de pastelería, etc.

Teniendo en cuenta algunas recomendaciones como consumir los alimentos que contienen más hidratos de carbono durante el desayuno y almuerzo, para luego incluir los alimentos ricos en proteínas, de esta forma el organismo se verá forzado a conseguir la energía de los depósitos grasos del cuerpo.

También se debe tener presente que la dieta baja en hidratos de carbono no se puede realizar por un tiempo muy prolongado, debido a que aporta un alto nivel de proteínas pudiéndose producir alteraciones a nivel renal, por ello se aconseja tomar dos litros de agua para ayudar a trabajar en forma normal al riñón.

Las puertas que se abren a partir de este trabajo que indican que al menos, estas dietas low- carb se deberían probar por las personas que se encuentran en situación de obesidad y diabetes. Recuerda consultar a tu médico ante cualquier duda que tengas.

Con esto, se está dejando en claro que los más peligrosos para la salud (en todo concepto) son los hidratos de carbono refinados, quienes son los culpables de la obesidad y enfermedades como la diabetes. Así que olvídate de las pastas, las patatas, las harinas y por supuesto del azúcar. Ahora esta en tus manos comenzar a darle un nuevo impulso favorable a tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *