Te Helado

Llega el verano, época de mucho calor y donde las bebidas frías ganan mucho protagonismo, y es que a quien no le gusta disfrutar del hermoso sol con un vaso de alguna bebida fría que nos refresque.

Claro que tomar bebidas frías en esta época puede sumar calorías, por eso siempre debemos buscar la opción más saludable, donde los tés fríos representan una gran opción. En este artículo te brindamos algunas opciones de las cuales puedes disfrutar sin temores ya que son 100% saludables.

Té negro

El té negro en infusión es delicioso e intenso, pero ¿cómo consumirlo frio?, aquí unas recetas:

  • Puedes preparar té negro helado con limón, solo tienes que añadir el zumo de limón, luego incorporas hielo picado, finalmente endulzalo con algún edulcorante natural.
  • Otra de las opciones es el té negro con zumo de manzanas. Para su preparación solo tienes que agregarle zumo de manzana al té negro, en igual proporción, agrega unas gotas de zumo de limón, miel o estevia para endulzar, y a la refri.
  • Para los que gustan de las frutas con té negro, puede agregarle trozos de fresa, frambuesa o arándanos. Congela y luego retira la fruta y añade edulcorante.

Té rojo

Este te es muy conocido por su aporte de antioxidante y su efecto depurativo, ayudando en la eliminación de toxinas. Aquí te decimos como tomarlo frió.

  • La primera opción es un batido de te rojo con frambuesas, primero tienes que batir una cantidad de frambuesas con zumo de limón, jengibre rallado y luego añades el té rojo, estevia, lo llevamos a refrigerar por un par de horas para luego servirlo con unos cubitos de hielo.
  • Puedes preparar té rojo al limón, este es un refresco al cual se le añade el zumo de limón y miel, lo prepararemos como si se tratase de un granizado.

Té verde

El té verde es la vedette este verano, es una excelente bebida por sus ya conocida propiedades diurética y antioxidante.

  • El té verde se puede consumir solo con hielo sin endulzar, inclusive puedes agregarle unas hojas de menta, déjalo en la refrió un par de horas y listo lo servimos con hielo y limón.
  • Otra opción es probar un té helado zen, necesitas el zumo de dos limones, unas hojas de menta y miel, llévalo al frigorífico por dos horas y sírvelo con hielo picado.
  • Si deseas potenciare el efecto diurético del té verde prepáralo con zumo de piña, guárdalo en el frigorífico, deja reposar de un día para otro y buen provecho.

Té blanco

Se dice que este te es el más delicado, siendo del agrado de muchas personas, también posee gran cantidad de antioxidantes. Pero, como sabrá frió:

  • La primera opción es té blanco frío con melocotón y miel. Su preparación es sencilla solo tienes agregar trozos de melocotón al te blanco frió, endúlzalo con miel, deja reposar en la nevera dos horas, sírvelo con hielo y hierba buena.
  • Otra opción es el té blanco frío con piña y un toque de menta. Solo tienes que preparar el té con hojas de menta, tienes que esperar que enfrié en la nevera para luego agregar trozos de piña, déjalo reposar toda la noche y a disfrutar.

Debemos tener en cuenta que estas bebidas por tomarse frías, pierden buena parte del sabor que tienen cuando las consumimos en caliente. Por este motivo, te aconsejamos que a la hora de prepararlo, añadas el doble de cantidad de té, además es importante que utilices agua mineral a la hora de elaborar tus infusiones, y ya solo te queda disfrutar. ¡Provecho!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *