Bebe Masaje

Atrás quedaron esas expresiones que decían que un bebe gordo era un bebe sano, pues hoy en día esa expresión ya no es tan saludable, y es que la gordura en un bebe puede estar relacionado a la obesidad y sobrepeso, definitivamente algo que debería preocupar a las madres actuales.

Depende mucho de cómo nos alimentemos durante el embarazo, y es que todo lo que comemos va directamente hacia él bebe, he ahí la importancia de llevar una dieta saludable durante el embarazo, ya que esto influirá en el que peso que tenga nuestro bebe cuando nazca.

Procurar alimentar a nuestros recién nacidos con leche materna es la mejor opción para evitar el sobrepeso de nuestros bebes, y es que la leche materna contiene los nutrientes necesarios para asegurar el crecimiento saludable. A diferencia de la leche de fórmula que contiene un porcentaje mayor de grasa, aumentando las posibilidades de que padezca sobrepeso y hasta diabetes infantil.

Te proponemos dos consejos prácticos, que puedes realizar para evitar el sobrepeso en tú bebe:

Identifica si tu bebe está lleno

Recuerda que el llanto de tu bebe, no es síntoma de hambre sino que puedes ser por otros motivos como cambio de pañal u otro malestar. En el primer bimestre de nacidos, los bebes deben ser alimentados mínimo cada dos horas. Así que si pasado ese tiempo no desea recibir biberón o pezón, pues no lo obligues ese es un indicador que se encuentra lleno.

Ejercita a tu bebe

La mejor manera para ejercitar a tu bebe, es a través de la estimulación temprana, así desarrollas y potencias las funciones neuromotoras del bebe. Una gran idea de ejercitar a tu bebe podría ser implementar colgantes en la cuna, de manera que estimulas su vista y sus manos al querer alcanzar los objetos.

Recuerda que lo más importante es mantener a tu bebe en movimiento, confía en tu pediatra quien será tu gran aliado, ya que es el más calificado para establecer si tu bebé tiene sobrepeso o no. No pongas en riesgo la salud de tu bebe, no olvides que leche de pecho es irremplazable, a menos que tu médico diga lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *