Comida En Familia

La interacción que tenemos con nuestros hijos no solo se da para educarlo sino también a la hora de la alimentación. Es así que este simple hecho puede definir el comportamiento de toda la familia, y es que comer con la tele encendida, o comer con el móvil o Tablet en la mesa puede ser indicativo de actitudes de lentitud y distracción en los niños y niñas, por ende influye en su alimentación.

Mediante un estudio observacional realizado, el cual se enfoca en la socialización de padres sobre hijos a la hora de comer, se pudo analizar cuáles son las estrategias que utilizan los padres para que sus hijos se puedan alimentar adecuadamente. Dentro de las conclusiones que se pudieron determinar se muestran dos situaciones.

Dinámica conversacional

Este clima familiar comprende mantener una interacción constante entre padres e hijos a la hora de comer. En este tipo de situación se nota claramente la ausencia de juguetes o tv, dando paso a que se genere una conversación amena donde los padres e hijos comenten sus experiencias diarias. En definitiva, el ambiente más agradable y distendido que se puede lograr a la hora de comer, mediante una dinámica agradable basada en la conversación.

Dinámica centrada

Aquí solo se puede observar un acto centrado basado únicamente en comer, eso significa que la familia no se preocupa en afianzar sus lazos, y es que en estos casos siempre están presentes la televisión encendida o el uso de tecnología en la mesa. En estas situaciones se puede apreciar padres tratando de que sus hijos se concentren en disfrutar lo que ingieren utilizando todo tipo de estrategias para que el niño coma, muchas veces sin conseguir los resultados buscados. En definitiva, un ambiente tenso y una dinámica insatisfactoria.

Entonces a lo que debe apuntar todo padre es en tratar de estar en la primera situación de la dinámica conversacional. Para esto puedes destinar un espacio exclusivo para comer, esto quiere decir sin elementos que distraigan la atención de los niños. Si no lo consigues de buenas a primeras pues puedes combinar ambas situaciones hasta que se vayan acostumbrando.

Aunque no nos demos cuenta las interacciones familiares se dan a toda hora del día, pero la hora de la comida siempre será un excelente espacio para afianzar los lazos familiares, además con esta buena práctica les estamos enseñando a saber desenvolverse en cualquier ocasión sobre todo a la hora de compartir los alimentos.

Por ultimo recuerda que a la hora de comer siempre debe predominar la dinámica conversacional, ya que además de ser un buen ejercicio integracional para los integrantes de la familia, también nos ayuda a reflexionar, entender y comprender lo que sucede con nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *