Bikini

Llega el verano y lo primero que piensas es playa, piscina y claro bikinis. Pero para lucir un bonito bikini hay que haberse preparado un poco antes con la alimentación y el ejercicio, además del depilado.

Hay que considerar que para llevar un bikini hay que ser atrevidas y se debe tener personalidad, pero también y sobre todo hay que tener cuidado que cuando entremos al mar o piscina no lo perdamos.

Y es que a muchas les ha ocurrido que han perdido el sujetador tras una ola o chapuzón, pero quien te asegura que no sucederé lo mismo con la tanga. Por este motivo es que en este artículo hemos elaborado una lista con los problemas más frecuentes, que enfrentaras cuando uses esta pieza de baño.

La talla del sujetador y de la braguita difieren

Si tienes caderas anchas o bubis grandes y no encuentras un bikini de talla adecuada, lo peor de todo que muchas veces no se adquieren por separado.

La braga del bikini te queda pequeña

Esto suele sucederles mucho a las mujeres altas, ya que las braguitas apenas y les cubren el derrier, esto provoca que quienes pasen por esta situación solo estén tratando de subir las braguitas, inclusive correr el riesgo de entrar al gua y salir sin ellas.

La tanga se te mete entre las nalgas

Este problema es recurrente, el problema es que si estamos todo el día intentando acomodar la tanga podemos escaldar la entrepierna inclusive infecciones vaginales.

El bikini mojado se ve distinto que cuando está seco

Muchos materiales de los bikinis, tienden a perder su forma mojados, ya que generan bolsas o se deslizan fácilmente.

El volante de la braguita flota

Esto sucede porque es una aplicación que en el agua flota generando una especie de flotador, antiestético.

Cuidado con las tallas

Mucho ojo ya que suele suceder que las tallas en los bikinis suelen ser más pequeños en tal caso que una talla Medium puede quedarte como Small.

Preocúpate por las olas grandes

No olvides que pasada la ola te pudiste haber quedado sin braguitas, mejor báñate en la orilla.

Depilación si o si

No olvides que al usar bikini dejas más zonas de tu cuerpo expuestas, así que si deseas seguir dando una linda imagen procura depilarte. No importa el método que utilices para hacerlo, solo hazlo.

El rasurado te fastidia

Recuerda que existe el depilado brasilero, ya que el rasurarte sobre todo la zona pélvica puede ser muy fastidioso, es una zona muy sensible que se irrita fácilmente. No querrás pasarte todo el día rascándote.

Revisa que todo esté en su lugar

Cada cierto tiempo revisa que tus senos estén en su sitio y que no se escapen, más aun si tienes bubis grandes.

Es una prenda pequeña

Ten presente siempre esto, por ende sabrás que expondrás muchas partes de tu cuerpo, si eres de las mujeres que están llenas de complejos es mejor no uses bikini, ahora si tienes actitud, personalidad y tienes tus atributos, pues esta prenda es ideal para ti.

Pon atención al salir de la piscina

Cuida de tu bikini al salir de la piscina por lo general el impulso que tomas para salir del agua provoca que las bragas se bajen y el sujetador se eleve, no dejaras nada a la imaginación.

Utiliza solo un par de bikinis

Si deseas tener un bronceado parejo, sigue este consejo, el usar distintos diseños de bikinis provoca que cuando nos bronceamos se noten distintas marcas.

Con estos consejos definitivamente te sentirás más segura a la hora de echarte un chapuzón, disfruta sin temores de usar bikini ya sea en la playa o una refrescante piscina, lo importante es que disfrutes del verano y lo más importante sin temor a perder las bragas o el sujetador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *